Por: Jescel Rolón, Lic. R-138
Directora relaciones públicas

Estudios demuestran que 1 de cada 3 mujeres puertorriqueñas dice que su vida es demasiado estresada y anhelan tener más tiempo con su familia. Una posible solución a esto es desarrollar productos y/o servicios que ofrezcan soluciones que resulten en flexibilidad de tiempo. A su vez, necesitamos desarrollar mensajes que conecten con la mujer, que les hablen a ellas, que ofrezcan un valor a su vida.

¿ Qué quieren escuchar?

  1. Valores
  2. Compromiso
  3. Soluciones

Para agregar valor a una marca, debemos humanizar nuestro mensaje. Cuando hablamos de humanizar nuestro mensaje nos referimos a contar una historia, a darle vida, emoción y corazón.

“ Las grandes marcas venden primero emociones
y acto seguido una solución”. Amyk Hutchens.

Una marca comprometida es mucho más relevante para la mujer. Siguiendo en línea con los valores, si una marca muestra compromiso con una causa social, esta asociación desarrolla empatía con nuestra consumidora. A su vez, genera fidelidad hacia la marca. Si al comprar el producto sabemos que estamos aportando a una causa social, vamos a decidir por esa marca comprometida.

A la hora de comunicar soluciones, tenemos que ponernos en el rol de la mujer. Conocer sus necesidades, cómo viven, qué priorizan y qué no perdonan. Contar cómo vamos a aportar con el uso del producto, qué mejoramos y cómo aportamos a esa flexibilidad de tiempo que buscan.

Solo conociendo a nuestra audiencia mujer podemos comunicar un mensaje que conecte con ellas, quienes toman el 85% de las decisiones de compra de un hogar.

Recuerda, las mujeres recomendamos una marca 27 veces, pero si de lo contrario sentimos que no conectan con nosotras, no compramos el producto.

Para conocer qué tu consumidora opina de tu marca y/o servicios, conecta con nosotros a info@lih.com y conoce si tu marca está en Alerta Naranja.

 

Comment